Entrevista a Masami Kurumada para la revista brasilera Henshin # 31, realizada el 18 de enero de 2002. 

 

La creación de las aventuras de Seiya, el anime, los especiales, la Saga de Hades, la Saga de los dioses y sus principales trabajos. El creador de Saint Seiya cuenta, por primera vez en la historia, absolutamente dodo sobre su obra más famosa y revela todos sus secretos. Además, él nos habla de habla de Dragon BallNational Kid y Ultraman...

 

¿Qué lo llevó a hacer mangas?

 

Bueno, a mí siempre me gustaron los mangas. Por ejemplo, yo leía bastante los mangas de ninjas de Mitsuteru Yokoyama (creador de Giant Robot) y de Sanpei Shirato (autor de Kamui Gaiden). Antiguamente existían tiendas que alquilaban mangas, como si fuesen los videoclubes de hoy día, y yo alquilaba y leía mangas en esas tiendas por 5 o 10 yenes.

 

Esa era la época de "Gekiga" (nombre del estilo de manga para adultos, con contenido dramático). Takao Saitô (autor de Golgo 13) es un gran representante de ese estilo. En cuanto a mi manga, es más al estilo de Osamu Tezuka quién tenía un trazo más redondeado, mientras que el estilo "Gekiga" era más violento y tenía un trazo más serio. Yo tuve influencia de los dos. El resultado de eso fue Saint Seiya.

 

¿Saint Seiya sería más al estilo "Gekiga"?

 

Yo no dibujo pensando en seguir un estilo u otro. La clasificación no importa para mí.

 

A la hora de crear Saint Seiya, ¿usted fue influenciado por algún otro manga o autor?

 

Hummm… No tuve influencia de nada. Fue todo original. Es enteramente un manga “estilo Kurumada”. (Risas.) Leer libros, ver películas y conocer nuevas personas me ayudan a tener ideas, pero no fui influenciado por ningún otro manga desde que me volví profesional. Mi estilo es inconfundible. No se copia de ninguno.

 

¿A usted le gustan la series live action y los animes?

 

Cuando era chico yo miraba, pero luego mis intereses cambiaron.

 

¿Qué miraba cuando era chico?

 

Son series tan viejas que no se si vale la pena nombrarlas. Por ejemplo, Gekkô Kamen o Nana-iro Kamen. Eran héroes enmascarados de los primeros en las series de héroes de Japón.

 

National Kid se llegó a transmitir en Brasil y logró gran éxito.

 

¿En serio? (Risas.) Yo adoraba verlo.

 

Ultraman también es muy famoso en Brasil.

 

 

Para la época en que transmitían Ultraman, yo ya había dejado de ver esas series. Pero la anterior, Ultra Q, en la cual sólo aparecían los monstruos, yo la veía en la Primaria. Ultraman fue después de que entré al Secundario, y ahí ya no lo veía más.

 

Kurumada y los dibujos originales de la saga de Hades.
Kurumada y los dibujos originales de la saga de Hades.

¿Cuál fue su primer título de manga publicado? ¿De qué se trataba?

 

¿El primero? Cómo se lo explico… Era un manga de "banchôs" (“jefe de banda”). Era una historia de estudiantes fuera de la ley, de delincuentes. Fue un manga en ese estilo. No lo encontrará más a la venta. Ahora el titulo… me da vergüenza decirlo… Pero era Sukeban Arashi. Era la historia de una chica gritona.

 

¿Y cuál fue su primer gran éxito?

 

Fue Ring ni Kakero (1978-1983). Ahora estoy haciendo Ring ni Kakero 2, pero el original fue mi segundo trabajo regular. Yo me convertí en profesional publicando Sukeban Arashi. Poco después fue un éxito de ventas. Dio como resultado 25 tomos recopilatorios.

 

¿Usted tiene alguna fórmula para crear mangas? ¿Un método para elaborar las historias?

 

Se existiese un método para crear nuevas historias, a mi me gustaría aprenderlo. (Risas.) Si existiese un "know-how" (“saber cómo”), una formula hecha, creo que ninguno sufriría.

 

Cuando veo películas o leo libros, esas cosas aportan ideas que te hacen decir: “¡Wow, que interesante!”. Yo creo que son esas ideas que van surgiendo que dan la punta para desarrollar tus trabajos. Pero una idea sola no crea una historia. Usted necesita ir juntando y guardando las mejores ideas dentro de su cabeza, y todo ese rejunte se transforma en una trabajo.

 

¿Quiere decir entonces que no basta con sólo tener inspiración?

 

La inspiración también es súper-importante. Pero yo necesito juntar mucha inspiración, sino sería imposible mantener historias tan largas. Por lo tanto, es importante para un autor conseguir acumular el mayor número posible de material dentro de su mente.

 

De sus trabajos, ¿cuál es su preferido?

 

 

Creo que son todos. Al final, sufrí como un parto para traer a cada uno de ellos al mundo. En la Shônen Jump, donde fue publicado Saint Seiya, usted necesitaba hacer una historia completa cada semana. Era un verdadero trabajo de parto. Por eso, es difícil para mí escoger una de ellas y decir que ese fue mi mejor trabajo.

 

Kurumada autografiando la Kenshin.
Kurumada autografiando la Kenshin.

¿Cómo surgió la idea de crear a Saint Seiya? ¿De dónde vino la idea de usar la mitología griega y la astrología como base?

 

Todas las historias que hago son de lucha. Esa esencia no se altera en los mundos que creo. La única diferencia está en los agregados. Entonces, en vez de que los personajes se transformen como los superhéroes de la TV, pensé en ellos vistiendo Cloths (armaduras).

 

Los Cloths necesitaban ser bonitos, y aprovechar la mitología griega y la astrología daba más fuerza y belleza a la idea. Por lo tanto, tomé una historia de lucha, adicioné un elemento más fashion (que son los Cloths), y como base para el diseño de ellos tome las constelaciones. Lo mejor de eso es que también podía ser posible identificar al signo con la personalidad de los personajes, y fui desarrollando las ideas de esa manera.

 

¿A usted ya le gustaba la astrología antes de hacer Saint Seiya?

 

No me llegaba a gustar. Yo sólo ojeaba el horóscopo de vez en cuando. Antes de Saint Seiya, yo no llegué a estudiar profundamente sobre astrología y constelaciones. Eso sólo lo hice después de haber comenzado a diseñar Saint Seiya.

 

Con la mitología griega fue la misma historia, aunque ya había usado el tema en Ring ni Kakero (en él aparecen unos enemigos que se llamaban “Los 12 Dioses del Olimpo” -tomo 17-). Pero en esa ocasión no fui muy a fondo con esa idea. Cuando fui conociendo más sobre las leyendas y las historias de la mitología griega, yo sentí que aquello era una gran fuente de ideas. Basándome en eso, me fue posible crear un montón de personajes.

 

¿Cuánto tiempo duró la serie? 

 

Creo que fueron unos cinco años. Si no me equivoco, Saint Seiya comenzó a ser publicado poco después de Dragon Ball. Pero Dragon Ball fue demasiado largo. (Risas.)

 

Kurumada y sus trabajos.
Kurumada y sus trabajos.

Dragon Ball está siendo transmitido en Brasil y logrando un gran éxito. Saint Seiya ya fue transmitido hace algunos años, pero aún tiene fans bien fervorosos.

 

Escuché hablar en la editorial Shûeisha que allá en México hicieron una presentación de Saint Seiya con actores reales al estilo musical. Aquí en Japón, también hicieron un musical, protagonizado por SMAP.

 

¿Usted quedó totalmente satisfecho con el resultado de su creación?

 

Hablando sinceramente, luego de terminar el trabajo no es satisfacción lo que yo siento: es un gran cansancio. Semana tras semana, necesitaba descargar más y más ideas para sorprender al lector, y cuando terminaba estaba totalmente abatido. Con la historia que estoy publicando ahora es lo mismo.

 

Igualmente, retomando el manga luego de veinte años, creo que no existe una obra que esté perfectamente finalizada. Saint Seiya, por ejemplo. Tengo en mi cabeza la Saga de los Dioses, donde Zeus va a aparecer, pero aún no trabajo en ello.

 

¿Cuándo va a comenzar esa saga?

 

Creo que moriré cuando haga eso. (Risas.) Es que creo que voy a necesitar de mucho trabajo mental y físico para encarar ese desafío. Necesitaré crear personajes carismáticos para cada dios del Olimpo. Tratar sólo de imaginar las armaduras que cada uno de ellos podrá usar. Existe material para hacer cosas lindas. Me imagino lo trabajoso que será pensar en todos esos detalles.

 

¿Cuánto tiempo necesitaba para diseñar cada Cloth?

 

 

Cómo la revista era semanal, yo necesitaba hacer todo en ese intervalo de tiempo. Por lo tanto, el plazo para hacer todo es de una semana, como máximo.

 

Kurumada dibujando a Ikki en uno de sus autógrafos.
Kurumada dibujando a Ikki en uno de sus autógrafos.

¿Pero no existe ningún Cloth que le haya llevado más tiempo diseñar?

 

Yo no economizo ideas. Lo que pienso lo arrojo sobre el papel y comienzo todo de cero en la semana siguiente. Hay bastante información concentrada en aquellas páginas.

 

Los detalles de los Cloths montados son muy buenos. ¿Eso fue hecho también en una semana?

 

Exactamente. Claro que, a la hora de transformar el manga en anime o en figuras de acción, el personal fue obligado a cambiar algunos detalles porque surgían algunos problemas. Pero nunca nadie había pensado en un objeto con forma, por ejemplo, del signo de Sagitario, que usted pueda desmontarle las piezas para vestirlas como un Cloth. Fueron esas ideas que convirtieron a Saint Seiya en algo original.

 

Existe una historia que dice que Saint Seiya tuvo dos finales. Uno publicado en la Shônen Jump, mostrando a Athena y a los Santos de Bronce sacrificándose para vencer a Hades, y otro en el tomo recopilatorio, en donde sólo Seiya moría.

 

No fue exactamente así. El último capítulo de Saint Seiya fue publicado en otra revista de Shûeisha, la V Jump, y no en la Shônen Jump. Pero los tomos recopilatorios juntaron todo en la misma publicación, y eso debe haber causado esa confusión.

 

¿Cuál es su personaje preferido de Saint Seiya?

 

Son los cinco Bronze Saints: Seiya, Hyôga, Shiryû, Ikki y Shun.

 

¿Y cómo fue el éxito de Saint Seiya en Japón?

 

El trabajo de hacer mangas obliga a la gente a hacerlo en un espacio pequeño, como en este estudio, y pasar los días pensando y dibujando. Por eso, no logramos sentir el éxito que nuestro trabajo logra. Tenemos apenas algunos indicios a través de las cartas de los lectores. Fue sólo cuando fui al pre-estreno en el cine que pude ver la reacción del público personalmente. Cuando Ikki o Seiya aparecían en la pantalla, el público vibraba cómo si estuviese viendo cantantes famosos. Aquello fue sorprendente para mí porque nunca había visto que personas manifestaran tanto entusiasmo por mangas y animes. Saber que hice un trabajo tan querido en Japón y en el mundo me hace inmensamente feliz y orgulloso.

 

¿Entonces usted no imaginaba que pudiese conquistar a los fans de todo el mundo?

 

Para nada. Creo que la cosa comenzó en Francia. Después vino el éxito en ventas de figuras de acción. En América del Sur, creo que hubo un problema con productos piratas. Pero, con el pasar del tiempo, eso fue corregido. Hace un año, me encontré con un autor de manga de China, y él me comentó que pude haber perdido billones de yenes en derechos allí. Parece que, cuando el manga japonés fue introducido en China, hace diez años junto a Dragon Ball, fue hecho de manera pirata. Pensé solo en el tamaño de la población China. (Risas.) Pero nada de eso vino para mí.

 

¿Qué piensa usted del título mundial de su obra: "Caballeros del Zodiaco"?

 

No veo problemas. Creo que “Caballeros del Zodiaco” debe ser más fácil de comprender para el público extranjero. "Saint Seiya", el título original, es muy difícil de entender. Al principio, hasta los lectores japoneses tenían dificultades para leer el titulo correcto.

 

¿Pero “Caballeros del Zodiaco” no da la impresión de que los verdaderos héroes son los Gold Saints?

 

¿Usted cree? Pero me gustó que no le hayan cambiado los nombres a los personajes. Seiya continuó siendo Seiya. Sólo en algunos países cambiaron los nombres de los personajes.

 

¿Usted se involucró en la producción del anime?

 

Sí, claro. Por ejemplo, en la primera película, hice el diseño y cree los nombres de los enemigos. Las técnicas ya no recuerdo si fueron idea mía. Las películas siguientes, las deje por cuenta del equipo de producción. Pero ayude un poco en el guión y en el diseño de algunos personajes.

 

En el anime, la historia fue levemente alterada para algunos personajes, como el caso de Hyôga que termino teniendo dos maestros, Crystal y Aquarius Camus. ¿A usted le gustó la manera cómo la historia resultó?

 

Pasa que el anime siempre terminaba alcanzando cronológicamente al manga. En esos momentos, el equipo de producción de animación necesitaba crear sus propias historias para llenar el espacio y esperar hasta que el manga tuviera tomos suficientes para poder retomar la línea. Por eso suceden esos casos. Luego apareció Aquarius Camus y… “¡Opa! ¿Qué está sucediendo aquí?”. (Risas.)

 

¿Entonces usted no se involucró en la creación del Crystal Saint?

 

No. Aquel fue un personaje que nada tiene que ver conmigo.

 

En el anime, los Cloths en la Saga del Santuario resultaron diferentes a los del manga. ¿Qué piensa de eso?

 

A causa de la naturaleza del anime, que exige una cantidad mucho mayor de dibujos, los detalles fueron sacrificados. Por lo tanto, yo dejé al equipo de producción de anime hacerlo de la forma que ellos creyeran conveniente, porque son trabajos diferentes. No me importó.

 

Prefiero ver el anime de una forma más amplia. Por ejemplo, la música, el trazo de los dibujos. Tiene episodios bien dibujados y otros no, creo que todos perciben eso. Por eso, para mí, lo que importa en el anime son los dibujos y la música. La música para mi es fundamental. Ella puede emocionar a las personas, independientemente de la imagen.

 

Kurumada exhibiendo sus creaciones.
Kurumada exhibiendo sus creaciones.

Henshin ya entrevisto a Seiji Yokoyama, el compositor de las canciones de Saint Seiya, una vez. ¿A usted le gustó su trabajo?

 

¡Lo adoré! Es maravilloso. Mire mi pared. (Apunta hacia los posters de los CDs de Saint Seiya colgados). Sigo escuchando esos CDs hasta hoy día.

 

La Saga de Asgard no existe en el manga. ¿Usted tuvo alguna participación en el desarrollo de esa historia y de sus personajes?

 

Como máximo le di una mirada al guión, pero no participe de ella. Sólo creo que la Saga de Asgard terminó siendo muy larga, y que la de Poseidón termino siendo corta a causa de eso.

 

Luego de eso, la Saga de Hades acabó no siendo producida, y el anime finalizó. ¿Existió algún motivo especial para la cancelación de la serie?

 

Creo que fue porque, después de tres años de TV, el anime alcanzó el ritmo del manga, y no tenia mas historia para ser animada.

 

¿Entonces fue eso? ¿La Saga de Hades en el manga comenzó después del final del anime de Poseidon?

 

Fue eso.

 

Y luego del manga, sólo hicieron el CD Drama de la Saga de Hades

 

Es más fácil permitir la producción del CD Drama. Exige menos esfuerzo. El anime necesita del esfuerzo conjunto de un montón de empresas, como un canal de TV, una productora, los patrocinadores, una editorial y un autor. Eso sólo es posible cuando todos se reúnen y dicen juntos “¡vamos a hacerlo!”. Por ejemplo, de repente, alguien dice que quiere hacer la Saga de Hades; luego otro quiere una Saga de los Dioses en conjunto, pero, en ese caso, no hay previsión de mi parte para comenzarla. Es complicado.

 

¿Ninguna chance de que la Saga de Hades se anime? (Risas.)

 

Yo creo que eso depende de los fans del mundo entero. Si presionaran, creo que el proyecto debería andar.

 

Recientemente, en Francia, un fan produjo una pequeña animación de la Saga de Hades. ¿Usted la vio?

 

 

No sabía eso. Pero vi trabajos de fans franceses en internet y me sorprendí con la calidad de estos. Hay gente que dibuja muy bien.

 

Kurumada realizando dibujos exclusivos.
Kurumada realizando dibujos exclusivos.

En el mundo entero, el tema sobre una posible producción de la Saga de Hades en anime es discutido. Algunos fans están en contra de la producción, porque creen que la historia original del manga seria arruinada. Otros aguardan ansiosamente la hora de verla en TV. ¿Cuál es su opinión al respecto?

 

Bueno, eso es una cosa que depende únicamente de los fans. El negocio es respetar la opinión de cada uno. Pero, en estos días, yo veo las últimas creaciones en gráficos computarizados e imagino las posibilidades que esa técnica nos da. Intenta imaginar cómo serian los ataques de los Santos hechos con CG de aquí a cinco años. Podría ser una cosa sorprendente.

 

¿Esto puede ser tomado como una promesa de que tendremos una continuación de Saint Seiya de aquí a cinco años?

 

(Risas.) Prometer, yo no puedo prometer. Solo quería decir que, si se fuese a hacer, quiero que sea en una calidad que sorprenda a todos con todo aquello que las nuevas técnicas pueden ofrecer para mejor. Pero, al final, todo depende si los fans lo van a querer o no.

 

¿Y cuanto tiempo tendrán que esperar los fans para ver la Saga de los Dioses?

 

Por el momento, aún estoy trabajando en Ring ni Kakero 2.

 

¿Cuantos años cree usted que va a durar Ring ni Kakero 2?

 

Tampoco lo tengo previsto. Creo que quiero continuar hasta el día en que los lectores me pidan que pare. En el peor de los escenarios, cortaran la serie a la mitad. Creo que, en el mundo del entretenimiento, son raros los trabajos en que el autor consigue desarrollar todo lo que imaginaba. En las revistas comerciales, esa es la ley. Por más que el escritor quiera desarrollar bien una historia, si a los lectores no les gusta, ésta es cancelada. En medio de eso, aquel autor que consigue cautivar a los lectores y mantener el éxito estará consiguiendo un gran logro.

 

Otra obra famosa de su autoría es B’t X. ¿Podría hablarnos un poco sobre ella?

 

Creo que fue muy pronto trabajar en ella.

 

Hay quienes dicen que B’t X es una copia de Saint Seiya

 

No estoy de acuerdo. Pero tal vez yo debí haberme tomado un tiempo mayor entre los dos trabajos. Ahora… Es la primera vez que escucho esa opinión. Ya me habían dicho bastante que soy muy repetitivo. (Risas.) Pero nunca me dijeron específicamente que B’t X fuese una copia de Saint Seiya.¿En Brasil, publicaron el manga de B’t X? Necesitan leer el manga. Es ahí donde está la esencia del trabajo.

 

Saint Seiya fue lanzado casi en paralelo con Dragon Ball de Akira Torishama, y en la misma revista, la Shônen Jump. ¿Ustedes se conocen?

 

No tengo mucho contacto con él. Él vive lejos de Tokio. Crucé algunas palabras con él en algunos eventos de la revista, pero no somos amigos íntimos.

 

¿Existe alguna rivalidad entre autores famosos que trabajan en una misma revista? ¿Por ejemplo, entre usted y Toriyama?

 

Imagine. Él es un genio, y yo me esfuerzo. Si él fuese un huevo de oro, yo sería un huevo de hierro. Necesito ser siempre pulido, si no me oxido y pierdo brillo. Pero, con esfuerzo y dedicación, puedo brillar tanto como él.

 

Para finalizar, ¿usted podría enviar un mensaje a sus fans en Brasil?

 

Dicen que Brasil es el país más distante de Japón en la faz de la Tierra. Saber que mis trabajos son conocidos allá en el otro lado del planeta y, además de eso, recibiendo el apoyo de los fans, me hace muy feliz. Espero que continúen gustando de mis trabajos.

 

 

 

Traducción port.-esp.: Shady