Comentario de Masami Kurumada sobre el Super Musical de Bandai, publicado en el panfleto oficial allá por agosto de 1991.

Hace algunos años, un joven periodista vino a hacerme un reportaje, debido al gran éxito que estaba teniendo Saint Seiya en Francia. En el intervalo de la entrevista, él me contó esto: “Después de la revolución francesa, los habitantes se volvieron muy respetuosos por las libertades personales e indiferentes hacia los demás. Los jóvenes se habían alejado de pensamientos tales como la amistad y la pasión. Sin embargo, la juventud francesa recibió un fuerte impacto cuando vieron esa obra llamada “Saint Seiya” llegada desde Japón, al otro lado del mundo. De repente sintieron como si recordaran la pasión que se encontraba olvidada en el fondo de sus corazones”.

 

Naturalmente, la creación de mangas es un trabajo duro y solitario, ya que constantemente te encuentras presionado por la fecha límite, te sientas en el escritorio en soledad y te taladras la cabeza para crear una historia. Sin embargo, siento una gran satisfacción de que estos productos de Saint Seiya nacidos de este lugar, obtuvieran una gran cantidad de fans en Francia, el centro cultural del mundo.

 

La publicación llegó a su final el año pasado con la Saga de Hades, la cual logró algo de éxito sólo por un tiempo, pero aun así, recibí cartas de fans de Japón y de varias partes del mundo. Y ahora, en esta oportunidad, la misma se ha adaptado en un musical. Seiya y los demás, quienes han tenido mucho protagonismo en el papel, ¿cómo se verán en el escenario? ¿Maya Takeshi y los miembros de SMAP actuaran apasionadamente gritando para elevar el Cosmo? Yo lo estoy esperando con ansias. Muchas gracias por asistir al teatro Aoyama este verano. Espero que el musical de Saint Seiya quede en el recuerdo de todos ustedes.     

 

 

 

 

Traducción jap.-esp.: Shady