Entrevista realizada a Masami Kurumada en el año 2000 para el Honô no tamashii, enciclopedia de Ring ni Kakero.

 

Charla apasionada con el Maestro Kurumada.

 

Ring ni Hoero ("Aullido en el Ring").

 

¿Quién es Masami Kurumada, el mangaka nekketsu que creó varias éxitos como Saint Seiya, Fûma no Kojirô y Ring ni Kakero? Para develar su verdadera faceta, nos aventuramos a entrevistarlo directamente. ¡Ustedes también quedarán fascinados con esta apasionada charla!

 

-"¡¡El impacto al conocer el Gekiga fue grandioso!!"-

 

¿Cuándo fue que el maestro Kurumada conoció los mangas?

 

La televisión llegó a mi casa recién cuando estaba en los últimos años de la primaria. En aquella época, durante mi niñez había pocas cosas con las que divertirse, por lo tanto los mangas eran el máximo entretenimiento.

 

Eventualmente, comencé a ir a una tienda de alquiler de mangas que quedaba cerca de mi casa,  y comencé a sentirme atraído por ese toque violento del manga Gekiga. Esos Gekiga que leía en aquel momento han influenciado mis composiciones a la hora de dibujar mis propios mangas. Debido a que recibí la influencia de éstos, comencé a pensar: "Haré una composición así de genial". Aunque en aquella época no pensaba que me convertiría en un mangaka.

 

Entonces, ¿en qué momento fue que comenzó a querer convertirse en mangaka?

 

En realidad, la primera vez que dibujé utilizando la pluma creo que fue durante las vacaciones de verano del tercer año de preparatoria. Si seguía mis estudios en la universidad, me preguntaba como sería mi vida después de eso. Por lo tanto traté de compararme con los demás y pensé en que podría ser mejor, y entonces dije: "Ah, puedo dibujar mangas". Bien, eso me atrapó completamente, y luego pensé: "Si puedo dibujar, puedo convertirme en mangaka". (Risas.) Entonces comencé a dibujar desesperadamente un manga en las vacaciones de verano, y lo envié para participar por el premio "Young Jump" de la Weekly Shônen Jump. Éste logró llegar hasta la etapa final de selección, pero habían escrito mal mi apellido: "Hay personas que dicen que el joven Masami Higashida es un novato con futuro". (Risas.)

 

¿Cuándo fue que debutó con una serie en la Shônen Jump realmente?

 

Fue con Sukeban Arashi, cuando tenía 20 años de edad. En ese tiempo, la Shônen Jump se había vuelto mucho más delgada por la gran crisis del petróleo, así que las series se convirtieron en one-shots al ser canceladas rápidamente. A pesar de que debería haber tenido 19 páginas sólo tenía 13, así que se me hizo difícil. (Risas.)

 

Había debutado, pero en aquel tiempo yo dibujaba basándome en algunas experiencias propias que había tenido en el trabajo. Pero debido a mi poca experiencia a los 20 años de edad, muy pronto me quedé sin historias cómicas que contar. Por lo tanto me puse a leer libros. No leía otra cosa que novelas históricas de autores como Eiji Yoshikawa, Sôhachi Yamaoka y Ryôtarô Shiba. Y eso fue porque las novelas históricas poseen una base firme ya que representan a hombres que existieron realmente. Pienso que se convirtió en material de estudio muy bueno para crear personajes.     

 

-"Shinsaku Takasugi,  Ryôma Sakamoto... ¡¡Estaba encantado

con los patriotas del Período Edo!!"-

 

¿Entre ellos existe alguna obra o personaje que lo haya impresionado particularmente?

 

Creo que Yo ni sumu hibi ("Días para vivir en el mundo") y Ryôma gayuku ("Ryôma sigue adelante") de Ryôtarô Shiba. Sin embargo, en el caso de Ryôma Sakamoto, quien era una persona genial, yo no podía entenderlo cuando tenía 20 años. En cambio, fui más influenciado por Shinsaku Takasugi. Las personas pueden vivir de manera divertida tanto como quieran, pero me emocionaban mucho frases como "el mundo no es divertido" en su poema de despedida. Por lo tanto, he utilizado esas frases también en Ring ni Kakero.

 

¿Entonces, ese tipo de novelas históricas influenciaron también Ring ni Kakero?

 

Mientras leía varias novelas históricas, comencé a pensar en dibujar una historia sobre un hombre que ascendiera en la escalera social. Pensé en contar una historia utilizando algún deporte genial como tema, y el boxeo apareció en mi mente.  

 

¿Cómo fue la reacción de los lectores cuando Ring ni Kakero comenzó a publicarse?

 

Hubo momentos buenos, pero también hubo momentos en que me decía: "¿Cancelarán la serie?". (Risas.) Comencé a sentir la respuesta del público a partir del Champion Carnival. Sentí como el resentimiento acumulado hasta esa reunión se limpiaba, y también el de los lectores. (Risas.) El protagonista que venía siendo castigado y derrotado, comenzó a obtener una victoria tras otra.

 

De allí sacó el contenido de la historia para Ring ni Kakero, ¿pero de dónde sacó la idea para cosas como el "Galaxian Exerciser" o el "Dragon Wrist"?

 

En los mangas basados en deportes de aquel tiempo, los protagonistas siempre utilizaban artilugios para volverse más fuertes, como por ejemplo la "Prótesis de entrenamiento de la Dai League Ball" de Kyojin no hoshi o las "Sandalias de hierro" de Jûdô itchokusen. Con respecto al "Kaiser Knuckle", no tenía pensado hacerlo tan exagerado. Al principio tenía la sensación de que las nudilleras eran algo que los delincuentes usarían. El nombre "Meriken" ("nudillera") sonaba feo, por lo que me decidí por "Kaiser Knuckle".

 

-"Traduje al estilo Kurumada las onomatopeyas de los comics americanos..."-

 

 

Con respecto a los golpes, ¿cómo se le ocurrieron esos intensos ataques después de crear el "Boomeran Hook"?

 

La repercusión que tuvo esa técnica mortal fue grande. Por lo tanto, eso se convirtió en una avalancha de técnicas. Deliberadamente utilicé onomatopeyas en alfabeto occidental, influenciado por los comics americanos. En ellos, cuando lanzan un golpe se ve un "pow" o un "crash", ¿no es así? Era algo muy estilizado, así que lo terminé adoptando. Sin embargo, cuando lo hacía al estilo comic americano, había casos en que no parecían golpes en el mismo sentido que los japoneses. Por lo tanto, al final terminé acomodando el alfabeto al estilo japonés. Palabras como "shwok" son términos nacidos en el manga de Kurumada.

 

Los fans de primaria y secundaria hacían el "Galactica Magnum" en el salón de clases, ¿cómo se sintió al ver que se convertía en una gran éxito?

 

Sentía que lo había logrado. Pero debido a que se trataba de una revista comercial, por más que quedara conforme con lo que dibujaba pensando "esto es bueno", si no tenía el apoyo de los fans terminaba siendo cancelado. Sobre todo en la Shônen Jump. Si llegas a la cima una vez, tienes que trabajar duro para mantenerlo, eso es algo terrible.     

 

Con respecto a eso, en las finales del campeonato mundial los integrantes del equipo de Japón Jr. mueren, ¿qué intención tenía con eso?

 

Eso fue porque allí había un sentimiento de "combustión final". La rivalidad entre Ryûji y Kenzaki se había vuelto profesional, así que pensé en dibujarlo así. La intención era sorprender a los lectores, porque de esa manera el final tenía un impacto más fuerte. Si mirabas en la parte inferior (de la página) veías regularmente escrito "el próximo capítulo es..". (Risas.)

 

¿En el tiempo en que se publicaba la serie, cómo hacía para crear ideas semana tras semana?

 

Tanto en las novelas como en las películas había ideas que podía utilizar, pero no era tan fácil aplicarlas. Por lo tanto, las dejaba guardadas en mi cabeza. En realidad, cada vez tenía que exprimirme para sacarlas. La creación del guion comenzaba de cero cada vez, ya que iba creando un mundo desde la nada.

 

El maestro Kurumada es visto como alguien que piensa en el "nemu" ("storyboard") de manera minuciosa...

 

No importa si los dibujos son feos, si el "nemu" es interesante los fans lo entenderán. En la Shônen Jump hay trabajos en los que dices: "¿Por qué es popular si tiene dibujos feos?" (Risas.) Sin embargo, yo creo que el 98% está en el "nemu", el resto está en el dibujo. Al hacer "nemus" entretenidos uno tras otro, a veces no hay grandes historias, pero pueden volverse populares con una onomatopeya en pagina doble al final. Si el mangaka tiene el 98% de su fuerza en el "nemu", también está bien que muestre una onomatopeya en una página. Porque si lo estás leyendo casualmente mientras pasas pagina tirando en la cama, tu mano se detendrá involuntariamente en la pagina doble del final, y es como si el manga te invitara a leerlo nuevamente desde el principio. Ese es un manga con verdadera fuerza. A pesar de que digo deliberadamente que "el manga no es el dibujo", también hay fuerza en éste al fin de cuentas. 

 

-"¡La vida del manga es el 'nemu'! ¡¡Un 'nemu' entretenido es lo primero!!"-

 

Es más, el "nemu" es algo que sólo el manga tiene. Es diferente a un novelista que busca su historia o a un pintor que expone su pintura. Pienso que son pocos los editores y mangakas que comprenden que la vida del manga es el "nemu". Por más que dos historias sean iguales, si comparamos la distribución de las viñetas serán completamente diferentes, y por más que los diálogos también sean los mismos, diferirán en la forma en que son expresados. Por lo tanto, si diez personas dibujaran un manga igual a una obra original, pienso que todas ellas dibujarían cosas diferentes. Cualquier historia aburrida, puede volverse interesante mediante la distribución de las viñetas.

 

Mirando hacia atrás al periodo de 5 años que duró la serie, ¿qué fue lo que lo impresionó?

 

Sentía que me había vuelto profesional dibujando Ring ni Kakero. Estaba feliz por haber logrado varias cosas, como por ejemplo haber tenido las primeras páginas a color durante tres semanas consecutivas. Comencé como amateur sin saber muchas cosas, pero fue una gran alegría haber podido finalizar con una escena espectacular en el último capítulo con paginas a color.  

 

-"¡¡Los diálogos de Ishimatsu sonaban en mi mente!!"-

 

Este año regresa como Ring ni Kakero 2, ¿desde cuándo tenía esta idea?

 

No lo tenía pensado desde ningún momento en particular, la idea comenzó a crecer de a poco. En mi caso, mientras daba un paseo, la imagen de Ishimatsu y Rindô frente a frente vino a mi cabeza. Sentía como los diálogos de Ishimatsu resonaban en mi mente; incluso yo también derramé lagrimas. (Risas.)

 

El surgimiento de mis sentimientos coincide perfectamente con esta nueva etapa. Después de todo, no podría hacer esta obra si ambos no coincidieran. Por lo tanto, debido a que pasaron 17 años desde el trabajo anterior, el protagonista, Rindô, no es ni un niño ni un adulto.

 

Hablando de esos 17 años, actualmente, en los medios el crimen juvenil ha estado haciendo bastante ruido, ¿usted ha incluido algún mensaje para la sociedad con respecto a eso?

 

No, porque yo, en particular, no soy un padre gruñón, así que no pienso mucho en esas cosas. (Risas.) Incluso cuando veo las noticias de estos días, realmente las odio. Cuando hay corrupción política y burocrática, me pongo anti-político, porque eso me enoja mucho. Pero, con respecto al crimen juvenil, pienso que incidentes con mocosos como esos ha habido siempre. Sólo quieren llamar la atención para ser noticia. Después de todo, si siempre han existido adultos malos, ¿no van a existir jóvenes malos?

 

¿Al ver sus trabajos, ha habido algo que siempre quiso reclamarle a la sociedad?

 

No, porque soy un mangaka, así que las cosas que quiera reclamar son secundarias. Después de todo, mi mayor premisa es la de proveer entretenimiento. Yo, en particular, educo al lector, pero eso no significa que tome una postura arrogante. Después de todo, simplemente dibujo mangas para que los lectores los encuentren interesantes, en respuesta a sus necesidades. Sin embargo, también incluyo en ellos las cosas que yo pienso. Creo que poner eso en una centésima parte de las 20 páginas, está bien.  

 

Sin embargo, pienso que las obras del maestro han sido consistentes con respecto a dibujar hombres apasionados. ¿Es eso un tema eterno?

 

Sí, pero para no caer en un estereotipo, también busco dibujar varias cosas distintas. A pesar de que hago referencia frecuentemente a los hombres apasionados, en mis obras muestro a muchos personajes. Sin embargo, es más fácil convertir a un personaje apasionado en protagonista, y por lo tanto el manga se convertirá sin dudas en un "manga nekketsu".

 

-"Doy fuerza a través de mis mangas..."-

 

 

Como lector, tiendo a pensar que el Maestro Kurumada es un hombre apasionado...

 

(Risas.) Bueno, después de todo, el protagonista no sirve para nada si es realmente malvado. El protagonista hace que los lectores quieran volverse como él. Yo considero al manga como entretenimiento, sin embargo, personas que eran maltratadas o que pensaban en suicidarse, han levantado su ánimo al leer mis obras. Ha habido muchas repercusiones como esas. Si le das energía y esperanza a mucha gente, por más que no las conozcas, eso genera una alegría inmensa en un mangaka. Leer mis mangas y lograr que desistan del suicidio, eso es ayudar a las personas. (Risas.)

 

Ring ni Kakero 2 está siendo publicada en una revista seinen llamada Super Jump. Sin embargo, yo lo dibujo sin importar si es para una revista shônen o seinen. En las revistas como estas solamente hay noticias y escenas de sexo, pero yo he dejado completamente de lado ese tipo de cosas. Sin dudas, es un lugar complicado. Por ejemplo, logro presentar una historia emocionante a todos ustedes, ¿verdad? Todos derramarán lagrimas, pero por otro lado, si aparece una mujer desnuda, todos apuntaran su mirada hacia allí. (Risas.) Después de todo, que los ojos de los fans apunten a las escenas de sexo, está en su naturaleza. En una revista seinen como esta, mi actitud de insistir con el estilo nekketsu, dejando completamente de lado el sexo, pienso que es algo admirable. (Risas.)

 

Viendo en retrospectiva su vida como mangaka, ¿cuál es su opinión?

 

Esta obra la concluí una vez hace aproximadamente 20 años, pero aún así será publicada nuevamente. Así que si los lectores están dispuestos a apoyarla, éste mangaka estará realmente feliz. Bien, mientras siga teniendo energía y resistencia física, y mientras siga teniendo el apoyo de los fans, voy a seguir dibujando.    

 

Para finalizar, ¿desea enviar algún mensaje a los fans de Ring ni Kakero?

 

Gracias por seguir aún ahora que se han convertido en adultos este manga que leían cuando eran niños. ¿Qué clase de final tendrá Ring ni Kakero 2? Estaré feliz que puedan verlo ustedes mismos. 

 

Está muy ocupado el día de hoy, muchas gracias realmente.

 

 

 

Aclaraciones salidas en la revista:

 

-El "nemu" es algo que se dibuja antes de realizar con tinta el trabajo final. Algo así como un storyboard para buscar la composición, la distribución de las viñetas y los diálogos. 

 

-El maestro, en aquellos días, amaba leer los mangas de Mitsuteru Yokoyama, como Tetsujin 28-gô e Iga no kagemaru, y de Tsunayoshi Takeuchi, como Akadôsuzunosuke y Shônen Jet. Tambien adoraba leer los "gekiga" de Takao Saitô, como Taifû Gorô, y de Mitsuyoshi Sonoda, como Akakichi no irebun. Sus revistas favoritas eran Manga-ô, Bôken-ô y Bokura.

 

-Ese trabajo enviado para participar por el premio Young Jump era sobre bandas juveniles y se llamaba Ore wa ano ko ni kari ga aru ("En deuda con esa chica"). (*El nombre exacto era Ore wa anomusume ni kari ga aru, conservando el mismo significado en español.)

 

-En 1973, estalló la cuarta guerra Árabe-Israelí y eso causó una crisis petrolera. Incluso en Japón, sin mencionar el ahorro de energía, se hicieron comunes los disturbios, como por ejemplo, para comprar papel higiénico. Debido a eso, las cantidad de páginas, tanto de las revistas como de los periódicos, fueron reducidas.     

 

-Ryôtarô Shiba, 1923-1996. Sus obras más importantes son: Ryôma ga yuku, Yo ni sumu hibi y Shinsengumi keppûroku. Sôhachi Yamaoka, 1907-1978. Sus obras más importantes son: Ryôma Sakamoto, Shinsaku Takasugi e Ieyasu Tokugawa. Eiji Yoshikawa, 1892-1962. Sus obras más importantes son: Musashi Miyamoto, Shin Heike Monogatari y Sangokushi.

 

-Ryôma Sakamoto, nacido en el "Tosa-han" ("Dominio Tosa"). Vivió entre 1835 y 1867. Fue alumno de Kaishû Katsu, tuvo varios logros como líderar la "Kaikoku-ha" ("facción para abrir el país al mundo"), fundando el "Kaientai" ("compañía naval de comercio") y concluyendo la alianza "Satchô". Fue asesinado antes de que llegara a ver lograda la Restauración Meiji.   

 

Shinsaku Takasugi, nacido en el "Chôshû-han" ("Dominio Chôshû"). Vivió entre 1839 y 1867. Estudió en la "Shokason-juku" de Shôin Yoshida. Liderando la "Joi-ha" ("facción para expulsar a los extranjeros") comandó el bombardeo de la flota en la Isla Shikoku, quemando a la delegación de Reino Unido. Conformó la "Kiheitai" (milicia irregular) para derrocar al shogunato, pero falleció a mitad de camino. El poema de despedida de este Shinsaku dice: "Lo que consideramos una vida interesante está en nuestra mente, un mundo en lamento también es interesante."

 

-Kyojin no hoshi es un manga sobre béisbol: obra original por Ikki Kajiwara y manga por Noboru Kawasaki. El protagonista, Hyuuma Hoshi, utiliza la "Prótesis de entrenamiento de la Dai League Ball". Jûdô itchokusen es un manga sobre Judo: obra original por Ikki Kajiwara y manga por Shinji Nagashima. El protagonista, Naoya, utiliza las "Sandalias de hierro".

 

-Además, hay otras onomatopeyas impresionantes en el lenguaje de Kurumada como "Bakoom" y "Zzrak".

 

-En una página de la revista, en la época en que se publicaba el manga, fue impresa la palabra "fin".

 

 

 

 

 

Traducción jap.-esp.: Shady