Pequeño comentario realizado por Masami Kurumada, publicado en la revista japonesa Newtype de enero de 1987.


 

¡Escuchen esta tonta historia sobre las penas que me causan los personajes que dibujo!

 

Esta es una historia tonta, pero de alguna manera los protagonistas dibujados por mí no se volvieron populares. Éstos siempre terminan siendo superados en popularidad por los personajes secundarios. Incluso Seiya, el protagonista de Saint Seiya, es superado por Ikki, Shun, Hyôga y Shiryû.

 

Sin dudas, en los mangas nekketsu ("de sangre caliente") son muchos los villanos y rivales que compiten en popularidad con los protagonistas. Sin embargo, los héroes de mis mangas están rodeados de personajes atractivos que se han adueñado de la silla de la popularidad rápidamente. Eso es algo inusual, ¿no es así?

 

Es como si el vocalista de una banda de rock tuviera poca popularidad, y el máximo apoyo lo recibieran solamente el baterista y el guitarrista.  

 

¡Voy a llorar!

 

Esto ahora se ha convertido en anime. Es a color, tiene sonido y viene con el extra de un tema musical de rock and roll.

 

A pesar de que los secundarios reciben apoyo, la popularidad del protagonista aún sigue en retroceso. Si no logra tener fama, no voy a tener otra alternativa más que quitarlo del papel protagónico, ¿no es así?

 

He visto el primer episodio del anime, y creo que las piernas de Seiya, el protagonista principal, se han vuelto más largas con respecto a las del manga.  

 

¡Eso es genial!

 

A pesar de que los demás también tienen las piernas tan largas como Seiya, pienso que se ven bien.

 

Por lo tanto, las piernas de los personajes que dibujo en mis mangas parecen más cortas de lo normal, ¿no es así? Su apariencia es fea cuando se los ve de frente. ¡Voy a llorar!

 

Esa fue una tonta historia, ¿qué les pareció? ¡Saludos!

 

 

 

Traducción: Shady

Asistencia traducción: Naoko

Scan: Blacotaku