Entrevista a M. Kurumada en la "Champion Red" (2004)

Entrevista realizada a Masami Kurumada en abril de 2004, publicada en la Champion Red #9, salida a la venta el 17 de julio de ese año.


¡10 horas de charla! ¡Entrevista superlarga!

 

¡Nuestro hermano mayor nos cuenta todo! ¡Qué es un hombre, una mujer, el manga, el amor…!

 

¡¿Quién es Masami Kurumada?!

 

¡Masami Kurumada, nuestro carismático hermano mayor del mundo del manga, nos habla por primera vez del proceso de creación de sus obras! El Sr. “Show” Ôtona, un promotor del mundo de las artes marciales, ¡da un golpe directo! 

-¿Qué es Saint Seiya?-

 

Saint Seiya ha apuntado a convertirse en un éxito desde el inicio.

 

¿Y cuál es la razón de eso?

 

Después de Ring ni Kakero y Fûma no Kojirô hice Otoko Zaka, el cual fue cancelado con sólo 30 capítulos. Por eso en el departamento editorial de la Shônen Jump se escuchaba: “Kurumada está acabado”, y eso realmente me enfureció. Aquello me motivó y les dije: “¡Si la popularidad lo es todo, entonces lo haré! ¡Haré que venda!”. Y fue por eso que comencé a hacer Saint Seiya. Así que es mejor asegurarse de hacerme enojar si quieres que la obra sea un éxito. (Risas).

 

Esa es la manera en que debe hacerse, ¡¿no es así?! (Risas).

 

A decir verdad, en los viejos tiempos, siempre discutía con el editor cuando bebíamos. Yo le decía: “Es popular, ¡¿por qué lo pones tan atrás en el índice?!”. Esa era la razón por la que constantemente me peleaba con el editor en jefe y los demás.

 

Ya veo… Pero, tanto en Saint Seiya como en Ring ni Kakero, se puede percibir que le pone gran atención a la elección de los nombres de los personajes, ¿no es así?

 

La mayoría de los personajes de Saint Seiya tienen como base a la mitología griega o a las constelaciones. El personaje principal, Seiya, es por “flecha de las estrellas”. Buen nombre, ¿no lo crees? En aquella época, me llegaban muchas cartas diciendo que le habían puesto “Seiya” a sus hijos. Shun de Andrómeda es por “el parpadeo de las estrellas”. Él es reservado e inseguro consigo mismo, pero es como un parpadeo que brilla con intensidad. Ikki de Fénix es porque él es “el hombre que más brilla”, como si dijera: “¡Yo soy el mejor!”. Hyôga de Cisne lo saqué del frío congelante del extremo norte. Shiryû de Dragón es por un poema escrito por Li Bai, en la antigua China. Él escribió que el “humo” purpura que desprendía la cascada del monte Lu, se asemejaba a un dragón ascendiendo. De ahí lo saqué. Creo que he sido muy meticuloso a la hora de elegir cada uno de los nombres.

 

¡Eso que me cuenta es genial, maestro! Es la primera vez que lo escucho.

 

¿De verdad? (Risas).

 

Por cierto, en Saint Seiya me gusta mucho esa actitud de Ikki de Fénix cuando dice: “No me gusta andar en grupos”.

 

Cuando él aparece, sin dudas se lleva las mejores partes. (Risas).

 

Entonces, maestro, ¿cómo se le ocurrió el nombre para la técnica de Seiya, el Pegasus Ryûsei-ken?

 

“Pegasus Ryûsei-ken” no es muy bueno, debido a que es muy tradicional. Es un nombre simple; no hay mucha sofisticación en él. ¿Cuál era el nombre de la técnica de Mû de Aries?

 

¿Starlight Extinction?

 

Esa era demasiado sofisticada. Los niños de primaria no podían imitarla. Pero si podían imitar otras como el “¡Rozan Shôryû-ha!” o el “¡Diamond Duuuust!”.

 

Eso comenzó en el Galaxian Wars, ¿no es así?

 

¿Ese no era un ring pentagonal con la figura de una estrella? Después de eso, en el mundo de las artes marciales comenzaron a aparecer rings octogonales con cadenas o hexagonales con forma de diamante, pero quizás yo haya sido el primero en pensar en un ring que no sea cuadrado.  

 

Ciertamente, la primera pelea de UFC se llevó a cabo en Denver, Colorado, el 12 de noviembre de 1993, siete años después del Galaxian Wars.

 

¿En serio? Normalmente uno no piensa en un ring con otra forma que no sea cuadrada.

 

Pero, ya sea con los cinco Santos de Bronce, con el Golden Japan Jr. de Ring ni Kakero o con las diez espadas sagradas legendarias de Fûma no Kojirô, al parecer su intención siempre fue hacer que un grupo de cinco pelee contra otro grupo de cinco, ¿no es así?

 

Hum… Quizás un grupo de cinco es más fácil de manejar, ¿no lo crees? Pero, eso sucedió por accidente, no es que lo estuviera buscando intencionalmente. Con el Japan Jr., creo que el número de integrantes fue reducido a lo largo de la publicación. Sin embargo, me animaría a decir que así se obtiene un buen balance. Por ejemplo, si tienes a un joven apasionado (“nekketsu”) como protagonista principal, también necesitas a un tipo “cool”, a un tipo lindo, a un tipo calmado y a un tipo rudo. Éstos, por más que fuesen hostiles entre sí al inicio, terminan peleando como equipo frente a grandes enemigos. 

-“¡Ey, gracias por venir!”.-

 

Era un día soleado del mes de abril, donde la briza cálida de primavera podía sentirse en la piel. Cuando llegué al estudio de Kurumada Production, en Yokohama, el maestro Kurumada, quien estaba por salir a realizar su “josanpo”, me dio la bienvenida. Él iba vestido con una chaqueta de entrenamiento roja, un pantalón gris y anteojos de sol azules. A primera vista se veía algo intimidante, pero, con esa atmosfera informal, me sentí más relajado que otras veces en que nos reunimos.

 

-“Generalmente uso una bandana en mi cabeza, pero eso te hubiera asustado”.-

 

Luego de decir eso, el maestro se puso un sombrero blanco. No quiero ser grosero, pero su aspecto se alejaba de la imagen de tipo rudo y se asemejaba más a la ternura. El llamado “josanpo” es uno de los métodos para mantenerse saludable que el maestro usa. Se trata de una técnica de caminata al estilo Kurumada, el cual él describe de la siguiente manera: “No es tan intenso como el trote, ni tan liviano como una caminata. No es tan bueno para la salud como la caminata que está actualmente de moda, pero es más fácil de hacer, ya que puedes ir a donde quieras que tus pies te lleven”. Con esto en mente, aparentemente, para el maestro, el “josanpo” no es una simple caminata a la moda en la cual la gente sale a mostrar su ropa. Al consultarle sobre esto, él me contó que durante la creación de los manuscritos, se toma algunas horas para hacer dicho ejercicio.

 

Cuando le pedí por una entrevista, el maestro me dijo: “¿Entrevista? No puedo, ahora voy a hacer ‘josanpo’. ¡Pero si puedes seguirme, entonces te la concederé!”. Sin embargo, no creía poder seguirle el paso, ya que no tengo muy buen estado físico. Por esta razón, le pedí al maestro que me guiara por la ruta que iba a recorrer, mientras yo avanzaba en mi auto. Y mientras me guiaba por el trayecto, el cual pasa por el templo budista Seishuku-Ôzenji, edificio que sirvió de modelo para el templo donde vivía el protagonista de Otoko Zaka, Jingi Kikukawa, y el bosque de Jike Furusato, alrededor del cual se extiende una línea de pequeñas montañas y un pacífico paisaje rural, pasé un rato maravilloso escuchando historias sobre Saint Seiya y Ring ni Kakero, a veces citando hechos históricos y a veces haciendo bromas. Luego, al cambiar de locación, comenzamos una batalla verbal sobre el tema de este número, “¿quién es Masami Kurumada?”...

-¿Qué es Fûma no Kojirô?-

 

¡He cambiado de opinión, maestro! Gracias por ese “josanpo”.

 

Buen trabajo. Ese fue un buen ejercicio, ¿no lo crees, Ôtona-kun?

 

Sí, se sintió bien. Hoy vine a hablar con usted, maestro, o mejor dicho, a escuchar todo tipo de historias como parte de mi trabajo oficial, lo cual me produce una profunda emoción, muy diferente a cuando me suelo reunir con otros maestros.    

 

No quiero que quede material afuera, eh. (Sonrisa amarga).

 

No, no, no, por favor, no diga eso. Así que, maestro, usted actualmente se encuentra publicando Ring ni Kakero 2 (editorial Shûeisha), pero el que me impactó más fue el viejo Fûma no Kojirô, así que me gustaría escuchar sobre esa obra.

 

Creo que Fûma no Kojirô ya tenía suficiente con la Saga del clan Yasha. Para mi termina con la batalla entre Musashi Asuka y Kojirô en la nieve. Allí es donde se condensa Fûma no Kojirô. Hace poco leí el Remix del manga lanzado por Shueisha, y me conmoví al leer la parte en que Musashi dice: “No dejes sólo a tu hermanoooo”.

 

Esa es la parte en que él dice: “E… ¡Erina!”.

 

Y ella le dice: “Ya no lastimes gente por mí… Mi hermano no es realmente alguien que haga ese tipo de cosas…”. Esa parte me hace llorar. Por cierto, en Fûma no Kojirô intenté proyectar el poema de Kenji Miyazawa intitulado “Eiketsu no aisa” (“La mañana del último adiós”). Bueno, como mencioné recién, Fûma no Kojirô finalizó con aquella pelea entre Musashi y Kojirô en la nieve. Siento como que no hace falta leer el resto.

Pero, la Saga de la batalla de las espadas sagradas también es maravillosa. ¡Me sorprendió mucho que existiera diez espadas sagradas!

 

¿De verdad?

 

Maestro, por cierto, ¿cuál es su espada sagrada favorita?

 

No tengo. (Responde rotundamente).

 

¡¿No tiene?! (Risas).

 

Eso es porque son sólo herramientas. Después de todo, los que hacen que el protagonista se destaque son los enemigos. Por esa razón, se volvió indispensable mostrar otras espadas sagradas aparte de la Fûrinkazan. Al final, al igual que en otros casos, los rivales son necesarios.

 

Por cierto, maestro, yo leí el manga de Fûma no Kojirô, ¡pero también me gusta la versión animada y la veo todo el tiempo! Y allí, usted escribió la letra para la canción de apertura de la última saga, “La rebelión de los Fûma”, pero la parte de la letra que dice “esconde tu corazón bajo la espada”, es genial, ¿no lo cree?

 

Esa parte el productor tampoco la entendió. “Esconde tu corazón bajo la espada” en realidad hace referencia a la palabra “resistencia”. 

 

Sí, sí, sí. Esa parte me gusta mucho.

 

Pero, tú sabes, el Fûrinkazan de Fùma no Kojirô y el Kaiser Knuckle de Ring ni Kakero, son similares. En ambos casos te preguntas: “¿Por qué tienen esas cosas?”, pero no hay explicación para eso. (Risas).

 

Así es, ciertamente desconozco por qué tenían el Kaiser Knuckle, y tampoco sé por qué Ranko Yagyû tenía el Fûrinkazan. (Risas).

 

Es más, ella le dio una espada sagrada de 4000 años de antigüedad a Kojirô sin dudarlo un segundo. (Risas).

 

Pero esa duda será resuelta próximamente con la publicación de Fûma no Kojirô ~ Yagyû Ansatsu Chô, ¿no es así? Por cierto, me gusta el personaje de Kôu.

 

Aah, el del Byakûjin.

Así es. Pero, su hermano gemelo, Shôryû, no es tan bueno, ¿verdad? (Risas).

 

Todos dicen eso.

 

Después de todo, cuando los del clan Yasha fueron a buscarlos, Kôu dejó que Ryûhô y Ryôma se fueran del lugar llevándose a Kojirô en brazos, él se quedó allí y luego fue asesinado, pero esa forma de “vivir con rectitud” es maravillosa, ¡¿no lo cree?!

 

En una novela de ninjas del maestro Fûtarô Yamada, un ninja, cuando estaba teniendo problemas con cuatro o cinco enemigos para poder penetrar en territorio enemigo, dijo una frase genial: “¿Acaso voy a morir?”.

 

¿Acaso voy a morir?

 

Y no sólo eso, la muerte es algo tremendamente serio, pero él lo dijo de una manera despreocupada. En síntesis, es como si ese tipo se abriera camino entre los enemigos sacrificando su vida. Por esa razón es que encuentro genial esa clase de diálogos.  

 

Estoy seguro de que ese espíritu de sacrificio se ha perdido mucho en el mundo de hoy día, así que eso hace que me sienta aún más cautivado por Kôu. En el manga de Kurumada los personajes entregan sus vidas, lo cual es algo impresionante, pero existen escenas en las que lo hacen sin dudarlo un segundo. Es más, en el último capítulo, no sólo una sino varias personas se sacrificaron de esa manera.

 

Eso es lo que realmente significa estar dispuesto a sacrificarse. Si mantienes a un personaje con vida, todavía podría volverse popular, pero si vas a usarlo de manera descuidada, es mejor presentar a un personaje nuevo. Sin embargo, yo no soy el único que lo hace, el maestro Sanpei Shirato también hizo cosas por el estilo en obras como Ninja bugei-chō (editorial Shōgakukan). El protagonista muere y te quedas preguntándote: “¡¿Qué va a pasar ahora?!”, pero luego salen con que en realidad era su hermano gemelo el que murió.

 

¡Aaaah! El recurso de los gemelos también aparece en las obras del maestro de vez en cuando, ¿no es así?

 

Por lo tanto, incluso en Ring ni Kakerô 2 podría hacer que Rin tuviera un hermano gemelo si quisiera.

 

¡Eso sería genial!

 

¡Al final, Jun Kenzaki había fabricado dos al mismo tiempo! (Risas). 

 

Lanzó un Galactica Magnum y un Galactica Phantom. (Risas).

-¿Qué es Otoko Zaka?-

 

Ring ni Kakero y Fûma no Kojirô fueron éxitos, pero creo que Otoko Zaka fue la primera de sus obras en comenzar con un anuncio que decía “fue planificada durante diez años”.

 

No, ese texto que decía “diez años de planificación” fue algo que el editor de entonces puso para crear expectación. En lo que respecta a mi persona, sea la obra que sea, yo elaboro las ideas de manera profunda sin importar los años que tome. Me gusta Otoko Zaka, pero fue cancelado en el capítulo 30 aproximadamente. (Sonrisa amarga). Pero, tú sabes, al igual que en Otoko Zaka, en los otros mangas también debo destruir el conocimiento que había obtenido hasta entonces, contradiciéndolo completamente. 

 

Ah, ¿sí? ¿Y un ejemplo de eso sería…?

 

Esto que te voy a contar aparece en Otoko Zaka, pero de acuerdo a una antigua leyenda china, entre las personas que se destacan sobre las demás, existen tres rangos. En el tercer puesto están las que poseen mentes agudas; en el segundo, las que tienen mentes abiertas; y las del mejor tipo son las que poseen un encanto que inevitablemente atrae a los demás, como si fuesen un lago profundo y cristalino. Sin embargo, al ponerme a pensar en una clase de hombre que no encaje con alguno de esos tipos, sino que los trascienda, como resultado obtuve a Jingi Kikukawa, “el hombre que trasciende eso, como si del sol se tratase”.

 

¡Aah, es verdad!

 

Normalmente uno usaría las ideas que te parecen geniales y que obtienes al ser entrevistado, de leer libros y que ves o escuchas, ¿no es así? Pero el manga de Kurumada es diferente. Yo me exprimo el cerebro pensando si no hay una idea mejor que esa. En eso consiste el manga de Kurumada. Eso es lo que significa “pensar con todo el cuerpo”.

Incluso en la historia china de 4000 años, se decía: “No sé si han sido 4000 años, así que, por ahora, permítame contradecirlo completamente. 

 

Se dice que los atletas que van a los juegos olímpicos, una vez la competición finaliza, terminan con los músculos rotos. Alrededor de esos músculos rotos, cuando se vuelven a trabajar, se genera aún más musculo que el que tenían. Al repetir una y otra vez la “superdestrucción” y la “superregeneración”, se aumenta la cantidad y calidad de tus músculos. Es similar a eso. 

 

Pero, ahora que lo pienso, lamento mucho que Otoko Zaka haya quedado incompleto. 

 

Si fuese a dibujar la continuación de Otoko Zaka ahora, creo que contaría la historia hasta después de que Jingi unifique a todo Japón. Sería algo así como Akumyô (Daiei Motion Picture Company), la película que adapta la novela de Tôkô Kon. Sería interesante que la historia se desarrollara en torno a dos personajes, Jingi y Tôkichi Kuroda, al igual que como pasó con Asayoshi de Yao y Sada de Motor (en el film Akumyô). Y además, que se enfrenten a las mafias de todo el mundo. Incluso con Jingi y Tôkichi, puedes sentir en la piel que ellos no le temen absolutamente a nadie, ni siquiera a un oponente que lleve un “yappa” (espada de hoja corta sin guardamanos) en la espalda. En la película Brother del director Takeshi Kitano, hay una escena en donde el protagonista dice: “¡Se lo que significa ‘fucking Jap’, idiota!”; creo que podría desarrollar la historia de una manera similar a eso.

 

-¿Cuál es el plan para eliminar al Golden Japan Jr.?-

 

La razón por la que Ring ni Kakero 2 ahora no está funcionando tan bien como lo hacía Ring ni Kakero, es porque Rindô y los demás están siendo limitados por los antiguos personajes. Y eso es porque no es sencillo superar la profundidad que tenían los viejos personajes del Japan Jr. El editor a cargo de Ring ni Kakero 2 me dijo: “No podemos permitir que Ishimatsu y Kazuki Shinatora sean derrotados por Rindô y Iori”. De hecho, al igual que cómo se expresa en un diálogo en Ring ni Kakero 2, “sus estatus son muy diferentes”. Ese es el motivo por el cual el protagonista sigue siendo tratado como un niño. Y eso, por otro lado, termina siendo un problema. (Sonrisa amarga).

 

Es lamentable, pero, no importa cuán duro Kazushige Nagashima lo intente, él nunca podrá superar a Shigeo Nagashima. (Sonrisa amarga).

 

Así es. Por lo tanto, para Ring ni Kakero 2 no me queda otra opción más que matar a todos los personajes de la era de Ring ni Kakero.

¡Eeeh! ¡¿Va a matarlos a todos?!

 

Así es. (Responde de manera decidida). Si no los mato, Rindô no podrá convertirse en el protagonista principal de Ring ni Kakero 2. Y eso es porque cuando Shinatora e Ishimatsu aparezcan, Rindo y Iori van a ser eclipsados. Ellos tienen un estatus diferente. Por ese motivo no me queda otra más que matarlos. Quiero decir, la temática de Ring ni Kakero 2 se centra en cosas “genuinas”. Eso es porque su historia apunta a cosas como relaciones genuinas entre padres e hijos, amistades genuinas (mejores amigos), romances genuinos, batallas genuinas, etc. Eso lo estuve hablando con Kunta (※Haruhiko Suzuki/ex Editor en Jefe de la Super Jump = cuarta generación de editores a cargo de Kurumada en Shueisha) cuando nos reunimos antes de comenzar con Ring ni Kakero 2. Le dije: “Quiero dibujar cosas genuinas”. De hecho, Ishimatsu le da un sermón a Rindô diciéndole: “Tú no eres genuino”. Pero él sí estaba en condiciones de decírselo. Y, además, agregó: “¿Eso es el amor para ti?”. El amor genuino es cuando piensas en la otra persona con todo tu corazón, ¿no es así? De hecho, eso es lo que Ishimatsu ha vivido en el pasado. En la época de Ring ni Kakero, él peleó contra Kenzaki por Kiku, perdió y tuvo que resignarse, pero aun así no ha dejado de pensar en ella. Es conmovedor, realmente. Y eso nos lleva a la temática de cómo un hijo puede superar a un padre sobresaliente. Por esa razón, Ishimatsu le enseña el golpe del “jab” a Rindô, y justo antes de morir le dice a Shinatora: “Dejo a Rindô en tus manos”. Entonces, Shinatora le enseña el “cross de derecha” y fallece, y luego, Kawai le enseña el “uppercut” y también muere. 

 

Eso es terrible.

 

En realidad, ya había pensado en matar a Ishimatsu casi al inicio, pero no puede hacerlo.

 

Eso es porque Ishimatsu una vez dijo: “Si muero, sepúltenme al costado de un camino. Las flores de colza en primavera, los crisantemos en otoño floreciendo… son hermosos”, ¿no es así?

 

Por lo tanto, estoy seguro de que Rindô enterrará la urna de Ishimatsu al costado de un camino. Ese camino ya fue mostrado en Ring ni Kakero 2, cuando Rindô e Ichina pasaron por ahí paseando en bicicleta. Me gusta mucho esa escena. Naturalmente, cuando dibujé ese escenario no estaba pensando en eso (en que sea el lugar de sepultura de Ishimatsu). Lo interesante aquí, al igual que ya pasó con mis otras obras, es que lo que dibujé antes de manera espontánea, sirve para ser reutilizado después. La espontaneidad y la coherencia encajan perfectamente. Pero esto tampoco significa que sea una verdadera obra de arte. (Risas).

 

No, no, Ring ni Kakero es una verdadera obra de arte.

 

Gracias. (Risas). En el sitio donde Ishimatsu fue sepultado, Ichina vuelve a plantar una flor de colza. Y entonces, Shinatora le dice a Rindô: “De ahora en adelante, yo seré tu figura paterna. Pero no seré tan amable como Ishimatsu”. Después de todo, a pesar de lo que puedan decir, Ishimatsu es gentil. Es conmovedor, ¿verdad? Este es un manga “nekketsu”, pero si Ishimatsu, Shinatora y Kawai realmente mueren, esto se saldrá de control…  

 

No quiero ser descortés, pero usted no para de fabricar ideas, ¿no es así?

No, y esa es la razón por la que mi cabeza está por explotar. Es que debo dibujar cosas que tomen por sorpresa a los lectores. En eso consiste el entretenimiento. El manga es realmente agotador. (Mira fijamente). Tengo que exprimir mi cerebro en cada capítulo. De todos modos, lo más importante de un manga es el “nemu”. Me refiero a los diálogos, los cuales incluyen la composición, la distribución de las viñetas y el guion gráfico. Sería el equivalente al guion de las películas y series. Si es aburrida, no importa cuán buena sean las imágenes ni cuán buenas sean las actuaciones, la película será mala. Pero, últimamente, yo me pregunto, ¿cuántas personas existirán que piensen usando su cerebro a full y poniendo su salud en juego al igual que yo? En el mundo de hoy, son pocas las personas que realmente se esfuerzan en pensar, así que no importa si se trata de ideas, de ideología política o de creencia religiosa, ellos irán decididamente en esa dirección, pensando que están en lo correcto, ¿no es así? Y así se verán completamente limitados. Eso es porque no se ponen a pensar: “Espera, ¿acaso no hay algo mejor que esto?”. Supongo que esa es la razón por la cual caen en religiones tan fácilmente.   

 

En el momento en que escuché eso, en las palabras del maestro sentí que se escondían indicios de la resurrección de Japón, pero, además de eso, él avanza seriamente con la idea de aniquilar al equipo del Golden Japan Jr., la primera generación de Ring ni Kakero. Por supuesto, entendí que esta ha sido una elección muy dolorosa para el maestro. Sin embargo, considerando que esto se trata de un tema importante con el cual él se siente más apremiado de lo que yo pensaba, tengo sentimientos encontrados al respecto. Ya sea que supiera o no lo que yo opinaba, el maestro me dijo: “Entre las obras de Kurumada ninguna ha sido realmente completada, ¿no es así? Y eso ha pasado con Ring ni Kakero, Fûma no Kojirô, Otoko Zaka, Saint Seiya y B’t X. Así que, al igual que con el protagonista, para mí también esto es una batalla sin fin”.

 

Una batalla sin fin El maestro, quien se ha expresado con mucha claridad después de haber cumplido su 30º aniversario como mangaka, es una persona que ha estado obteniendo continuas victorias en una sociedad capitalista injusta e inhumana, en donde la norma es que “el fuerte se devore al débil”, así que sus palabras realmente estaban llenas de significado.

 

Después de todo, la duda de “¿quién es Masami Kurumada?”, no es tan fácil de resolver. El enigma de Masami Kurumada es tan interminable y profundo como un pantano sin fondo, y la sangre que corre por su cuerpo es más ardiente que la de ningún otro. Con eso en mente, parece que continuaremos este gran viaje en el futuro inmediato…


Perfil de “Show” Yasuaki Ôtani:

 

Activo en varios medios de comunicación, se denomina a sí mismo como un “artista marcial de fantasía” (bautizado así por el maestro Masami Kurumada), que supera a los críticos de los deportes de combate. Él continuamente expresa sus peculiares puntos de vista sobre Pride, K-1 y el turbulento mundo de las artes marciales (por supuesto, incluyendo la lucha profesional). Además de luchadores como Yoshihiro Takayama, Naoya Ogawa, Masato, etc., ha tenido un estrecho contacto con Antonio Inoki, Kazuyoshi Ishii, Nobuhiko Takada y otras importantes figuras que han influido en el mundo del tatami.


NdT:

- "Esconde la espada bajo tu corazón" es un fragmento del tema musical escrito por el maestro Kurumada, que sirvió de opening para el anime de la Saga de la rebelión de los Fûma de Fûma no Kojirôintitulado "Kaze no Soldier". El significado de dicha frase radica en que el kanji para la palabra “resistencia” es “忍”, el cual está compuesto por dos radicales: arriba, el de “espada” (刃), y abajo, el de “corazón” (心); o sea, el corazón escondido debajo de la espada. Otra genialidad del autor en donde hace un juego de palabras con la forma en que está conformado dicho kanji.

“¡Se lo que significa ‘fucking Jap’, idiota!”, es una frase que dice el protagonista de la película Brother, Takeshi Kitano, luego de ejecutar a sangre fría a los integrantes del Cartel mexicano al escuchar que éstos lo habían tratado de "fucking Jap", pensando que el japonés no los entendería. 

- Kazushige Nagashima es un ex jugador de béisbol, hijo de Shigeo Nagashima, quien a sus vez fue una leyenda en dicho deporte. 

 

Traducción jap.-esp. y scans: Shady