Palabras de Masami Kurumada en el Jump Gold Selection 1, salido a la venta el 13 de julio de 1988 en Japón.

 

 

Yo miraba mucho el anime de Kyôjin no Hoshi, pero mis dibujos animados favoritos eran mayormente aquellos con robots. Entre ellos, había muchos de Mobile Suit Gundam en los que decía: "¡Oh! ¡No está mal!".

 

Cuando comenzaron a hablarme sobre la adaptación de Saint Seiya en anime en aquel tiempo, me quedé paralizado. (Risas.) Pero sentí que sin dudas saldría muy bien, y que eso me permitiría aportar un impulso extra a mi obra.  

 

Más tarde, cuando se pasó a la etapa de diseños, todo el staff estaba muy entusiasmado y nos estuvimos reuniendo, así fue como tuve una cierta idea del producto final. Sin embargo, yo estaba realmente emocionado cuando vi el primer episodio. Además, una de mis obras estaba siendo transmitida en la TV y mi nombre estaba en los créditos. (Risas.)

 

En la versión de TV existen otras historias originales además de aquellas que salen en el manga original. El staff pensó enorme y seriamente para realizarlas, y así la obra conservó su aura original. Cuando esas historias originales se salen de lo que es el manga, siempre se tiene la impresión de que perderá el aura de la obra original y que ese ya no será "Seiya". Parece ser que los fans sienten más fuertemente esa clase de cosas. (Risas.)

 

Cuando escuché las voces de los actores de doblaje directamente, me di cuenta de que tienen unas voces muy diferentes a la de uno. Envidio sus voces. (Risas.) Yo no conozco mucho sobre actores de doblaje, así que terminé aceptando muy fácilmente la manera en que salió en TV. Cuando ahora dibujo mis historias, los diálogos de mis personajes suenan en mi cabeza con las voces de los personajes del anime. (Risas.)

 

 

 

 

Traducción: Shady

Fuente: blood.cyna.net